+34 865 668 051 / +34 639 450 248 administracion@finantau.com

LA NECESIDAD DE PLANIFICAR

La Planificación Financiera pasa por ser una de las asignaturas pendientes de las pymes españolas y, por sorprendente que parezca, también de algunas grandes empresas.

Es admirable la valentía de muchos empresarios, dirigiendo a sus empresas hacia el horizonte sin ni siquiera una hoja de ruta o una carta de navegación. Con el único objetivo de vender más y mejor, son muchas las empresas que carecen de una herramienta que les permita focalizarse en lo que realmente aporta valor al negocio, y por lo tanto están lejos de optimizar sus recursos y sus resultados.

¿Y por qué no comenzar a planificar? En muchos casos es cuestión de tiempo, ni el empresario ni su equipo encuentran el momento para comenzar a pensar en la estrategia o para poner números a ese ejercicio de reflexión estratégica. En otros casos es la falta de un especialista en el equipo de trabajo que sepa poner cifras a todas esas reflexiones realizadas. Ambas opciones son fácilmente subsanables con la ayuda de un profesional externo. Sin embargo existe un tercer motivo para no hacer la planificación financiera, quiero pensar que son una minoría, y son aquellos que simplemente no quieren porque piensan que ya les va bien sin hacer este ejercicio. En este último caso suele ser más costoso que el empresario acceda a planificar, eso si, cuando lo realiza una primera vez ya no deja de hacerlo nunca.

El valor que aporta la realización de la planificación financiera es inmenso. Muchas empresas se limitan a proyectar la cuenta de resultados. Es el elemento imprescindible, y a partir de él se podrá realizar un seguimiento mensual de su cumplimiento si lo comparamos con los resultados reales. Esta comparativa nos ofrecerá unas desviaciones que nos obligará a buscar su origen y acto seguido, especialmente cuando sean negativas, tomar decisiones y medidas correctoras.

Algunas empresas van más allá y proyectan también los estados de Tesorería. Sin duda aportará gran valor este elemento, puesto que permitirá ver en el mismo momento de realizar la proyección si se producirán o no tensiones de liquidez o por el contrario si se generarán excedentes. Permite corregir y tomar decisiones desde el momento inicial. Otra cosa será cuando se comparen datos reales con proyectados al final de cada mes, que normalmente también implicarán la adopción de alguna medida.
Si además de los estados anteriores también se proyectan las inversiones y el balance de situación, tendremos completo el pack para la toma de decisiones de cara al ejercicio siguiente. Se podrá conocer la generación de recursos y sus aplicaciones, que inversiones de pretenden realizar y como se podrán financiar, el dividendo que los socios se podrían repartir, …….

Algunas son las empresas que elaboran su Plan Estratégico y llegan a proyectar hasta cinco años. Cierto es que con el dinamismo, que vino para quedarse, de los tiempos actuales, las revisiones y actualizaciones de esos planes son cada vez más habituales y raramente la vigencia de la versión inicial supera los dos años. Una vez elaborado el Plan Estratégico es necesario desarrollar la proyección financiera del primer año con el máximo detalle como antes comentábamos.

No cabe duda de que la aportación de valor que las proyecciones financieras dan al negocio son innumerables, por lo que deberíamos invitar a todos los empresarios a practicar este ejercicio y a que soliciten la ayuda de profesionales especializados en este tipo de trabajos para optimizar su tiempo y resto de recursos.

¿Quieres dirigir tu negocio a ciegas o prefieres tener planificado el próximo ejercicio? FINANTAU te quiere ayudar a que duermas más tranquilo.

¿Puede FINANTAU ayudarle con su planificación financiera?

Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by